12 julio, 2010

Por estas calles


                                                  Imagen obtenida de Wikipedia

Este fue el título de una conocida y “algo” larga novela venezolana, transmitida entre el año 1992 y 1994. Por estas calles, fue transmitida por RCTV, la planta televisiva que Chávez cerró, bueno a la que le negó la renovación de concesión. Fue una telenovela muy diferenciadora del resto de las producciones dramáticas que se conocen del país, y la cual a su vez, no merecía de su exportación ya que su temática se basaba en la situación social y política que vivía el país en ese entonces; y eso que Chávez no estaba en el poder, porque la verdad ahora podría durar fácil unos 5 años, o más.

Lo cierto es que se trató de una novela que mostraba aspectos significativos del día a día del país, y aunque no tengo intenciones de extenderme sobre su historia, podría acotar que muchos de esos personajes resultaron ser muy realistas y cercanos para muchos. Hoy día recordando un poco Por estas calles, puedo decir que saliendo a las calles en cualquier otro país, no dista mucho en realidad sobre lo que acontecía y quería transmitir esta telenovela en su momento.

Cada vez que me sumerjo entre las calles veo el andar de la gente que nunca tiene tiempo de mirar a los lados porque siempre hay prisas, los que transitan sumidos en su mundo particular, aquellos faltos de conciencia y que piensan que el metro o el tren sólo los recogerá a ellos en la estación, el más listo de todos que no paga transporte público y hasta clases de lección le da al hijo de cómo debe saltarse la verja de la estación, el justiciero anónimo que aplica sus propias “leyes” con la intención de construir una sociedad más “civilizada” y “sana”, el mendigo que pide en las plazas y calles para “subsistir”, los que sólo están preocupados por sus problemas, el que te mira de “arriba a abajo” como si fueses un “bicho” raro, el clasista, el xenófobo, el que espera que estés distraído para sustraerte la cartera, el defensor de los derechos humanos, el ecologista, el que con tan sólo una mirada se “cree” más que los demás, el que sin haberte visto nunca te regala una sonrisa y el que aún conociéndote prefiere mirar hacía otro lado para no saludarte.

No somos más que una copia “absurda” del reflejo de una sociedad hipócrita y vacía, que pregona “valores” que la mayoría no somos capaces de entender, defendemos ideologías y apostamos por ellas cuando muchas veces ni siquiera nos las creemos. ¿Cuántos momentos hemos tenido de expresar y opinar libremente lo que queremos?, pero que simplemente nos callamos por no poner el punto de la discordia, sino que simplemente nos dejamos “arrastrar” por ese movimiento en el que estamos sumergidos.

Por estas calles no estaba muy lejos de la realidad de otros países, no sólo transmitía el mensaje del movimiento de la sociedad de un país, sino muchos otros países o quizás todos. Hoy indagando en el recuerdo de esta novela y haciendo las comparaciones, sus diferencias podrían decir que eran: ¿idioma? ¿costumbres? ¿cultura?, pero en cuanto a nuestros problemas del día a día, siguen estando ahí para todos nosotros, los que no estamos de acuerdo con el gobierno de turno, los que criticamos el comportamiento de otros porque no concuerda con el nuestro, los que rechazamos las costumbres de otros, pero queremos que acepten las nuestras.

Y sólo para concluir, también me dio por escuchar el tema principal de la novela, titulado de igual manera, Por estas calles y por el cantautor Yordano Di Marzo, os dejo el vídeo ;)

4 comentarios:

Edgerik dijo...

Una de las mejores producciones dramáticas de Venezuela y de RCTV.

Azmy dijo...

Hola Edgerik!

Así es! .. excelente producción dramática y a día de hoy con una trama que aún se sigue viviendo en el país.

Gracias por haberte pasado por acá :)

Un saludo!

elrincondelbicho dijo...

Por esa novela es que tengo mi apodo.

El Bicho... hahahaha

Azmy dijo...

Me lo imaginé amigo ;)
Es que esta novela hizo historia!
Un beso!

Buscar en este blog