18 marzo, 2010

Cuestión de culturas


Soy una enamoradiza de la diversidad de culturas que tenemos en el mundo, y mientras me encuentro fuera de mi país, me intereso por conocer, estudiar y practicar costumbres y tradiciones que pertenecen al país donde este. Cuando se trata de su gastronomía, me dedico a conocerla al máximo posible y aprender a elaborar esos suculentos platos que identifican al país y a su gente, si es un idioma diferente al mío, entonces es mi tarea estudiarlo y practicarlo, porque además de permitir relacionarme con las personas de ese país, significa un valor agregado para mi, y eso nunca está de más.

Sabemos que  entre España y Venezuela no hay diferencia en idioma, pero que por cuestión de culturas y costumbres adquirimos “modismos” y nuestro léxico de
uso diario termina siendo un diferenciador que nos cataloga, está claro que no se pierde la esencia de la nacionalidad, y es por ello que intentaré crear una recopilación de las mismas y establecer los significados, que si alguna olvido espero me podáis ayudar a ir dándole forma.

Bien, mientras en España a los jóvenes se les denomina “chavales”, en Venezuela los llamamos “cham@s”.
Los anteojos que te ayudan a ver las cosas más claras y que en España son conocidos por “gafas”, en Venezuela simplemente le dices a alguien gafa y la estás llamando torpe y de poca inteligencia, por lo que mejor a los cristales esos que saben leer, les decimos “lentes”.
Es ya muy sabido a nivel mundial, lamentablemente, que Venezuela no se encuentra en su mejor momento, a nivel político, económico y social; y la inseguridad además de ser agobiante, es uno de sus mayores problemas, así que de manera despectiva hemos creado diversas denominaciones para los amigos de lo ajeno, como por ejemplo: “choro”, “malandro”, “ratero” (éste último no debe ser tan desconocido).
Cuando se trata de lanzar la basura o algo que ha caducado, pues sería “tirar”, pero en Venezuela es mejor decir “botar”, ya que “tirar” tiene más connotación a tener sexo logrando poner “cachondo” a más de uno, como se diría en España, mientras que estando allá sería “arrugar” o “caliente”. Ahora bien, si alguien tiene cierto tiempo que nada de nada en su vida sexual y amorosa, pues en Venezuela simplemente se le calificará como que tiene un “verano” o un “queso”, algo así como “veraneao o quesuo”. Y si debemos indicar de realizar una acción, como subir a un taxi, en España es normal decir “voy a coger un taxi”, mientras que en Venezuela el término “coger” resulta ser un sinónimo de “tirar”, así que se sustituye por “tomar o agarrar”.
Al momento de referirse a la vivienda, en cuanto a estructura física, lo que viene a ser un “piso” en España, en Venezuela “piso” es el suelo o el número de planta al que subes, y lo demás sería “apartamento”, “torre” en España, “casa o town house” en Venezuela (hago mención a casas de 2 niveles), “ático” en España, “penthouse” en Venezuela.
Si de trasladarnos se trata, pues “coche”, “furgoneta”y “monovolumen” en España, el “coche” en Venezuela sería el carrito del bebe, de resto sería “carro”, “camioneta” y “ranchera” entre sus componentes podría citar: “neumáticos” en España, “cauchos” en Venezuela, cariñosamente también aplicamos el mismo término  a los “michelines” en nuestro cuerpo, por otro lado a lo que se le conoce como “paragolpes” en España, pues en Venezuela es directo al grano “parachoques”, que dicho sea de paso no para ningún choque. Eso de “elevalunas” resultaría complicado de entender en Venezuela, allá son “ventanas, ventanillas o vidrios”, eso de que alguien te eleve la luna, puede resultarle muy romántico a una quinceañera.
Hay que tener en cuenta también que dependiendo de la región, en el mismo país existe diversidad de “modismos”, y esto va por igual para España y Venezuela, por ejemplo mientras en las Canarias al autobús se le denomina “la guagua”, acá en la península no. Bueno en Venezuela, mientras en la región centro occidental del país a los niños pequeños se les llaman simplemente “niños”, en la región andina del país les llaman “pela’os”o “sutes”, sin palabras :s
Existen también las denominaciones aplicadas como diferenciación social, por ejemplo en España “pij@” se le conoce al de clase alta, al “marquista”, mientras que en Venezuela son conocidos como “sifrin@”, y otro tanto que se les aplica al de bajo estrato social como: “tierruo”, es decir el que vive en un “rancho”, que en España se llama “chabola”, eso sin caer en los detalles de que ellos también tienen un léxico más extenso con modismos propios, y que marcan la diferencia dentro del mismo país según la procedencia que tengan.
En el caso de la comida del perro, mientras en España se le conoce como “pienso”, en Venezuela muy probablemente serás motivo de burla si lo llegas a pedir de tal manera, solo te entenderán por “perrarina”, lo de “pienso” es aplicable como parte de una filosofía.
No debo olvidar los valiosos aportes hechos por el pueblo a la RAE, tal como en España se emplean términos como “testar” que hasta ha sido convertido en un verbo, y “customizar” pasando por la misma transformación; Venezuela tampoco se escapa de dichos aportes, como por ejemplo “cachifa” término empleado para la persona que se encarga de la limpieza de la casa, y hasta ha sido convertido en verbo y todo, “yo cachifeo, tú cachifeas, ella cachifea, …” en fin, que eso de cachifear no es mi fuerte. Existen otros tantos aportes más por parte del pueblo venezolano, como: “wachiman o guachimán” ¿tenéis idea de que significa?, pues se trata de “vigilante de seguridad”, y viene del término en inglés “watchman” y que se ha ido degenerando en su pronunciación, siendo adoptado por el pueblo de tal forma.
Entre los jóvenes también hay modismos, como: “guay” en España y “cool”, “chévere”, “fino” en Venezuela. Si se trata de cantidad o un superlativo “mogollón”, “montón” en España; “burda”, “que jode” y “super” en Venezuela. También de uso diario en España “ti@” para referirse a un amig@ o chic@, mientras que en Venezuela se emplea el término “pana”, aplicable también para describir a una persona, por ejemplo: “Carlos es super gracioso y pana” o “La cajera es pana”.
Para insultar verbalmente a alguien “tonto el culo”, “niñat@”, “capullo” en España (y otras que omito), mientras que en Venezuela “mente e’pollo” (sin ofender a los pollos, pobres no tienen la culpa de nada), “tarug@” (una combinación de tarad@ + tortuga, imagínense el resultado), además de las más populares que no se quedan guardadas se suele utilizar el máximo posible como: imbécil, idiota, ridicul@, tont@, gaf@, etc.
Cuando nos referimos a los “cerebritos”, es decir a aquellos que son lo más inteligentes, los más aplicados de la clase, pues en España sinceramente no tengo conocimiento que término se les aplica, pero en Venezuela son “nerds”, así de sencillo, y si encima si son chismosos, son “chivat@s”, “sapos”, “soplones”.
Y para finalizar no puedo pasar por alto los más comunes que también forman parte de nuestras conversaciones en el día a día, como: en España “el eso”o “el esto” para referirnos a una cosa, mientras que en Venezuela se trata de “vaina”, por ejemplo: “Espero que esta vaina os haya sido de ayuda” o como mejor dirían nuestros amigos maracuchos “espero que la verga ésta ayude en algo”



2 comentarios:

elrincondelbicho dijo...

WAOOOO... ¿sabes?... eso que has escrito es increiblemente bueno para enserñarselo a la gente que quiere aprender español, pero con los distintos acentos de otras partes... los slang o variaciones de cada región es lo que le llama a la gente que aprende otro idioma.

Chevére chama... machete very well!!

Azmy dijo...

Hello!
Bueno y aún faltan términos por agregar, lo que pasa es que hacía un post demasiado largo después :P .. pero bueno la intención es familiarizar un poco con estos "slangs" a la gente ;)
Saludos!!!

Buscar en este blog