22 junio, 2010

El Tribi



Soy una “amante” de los animales, sobre todo de los perros. Tengo un Pinscher en mi vida, completamente negro, eso de manchas marrones que “normalmente” debe llevar la raza, nada que ver en el. Se llama Tribilin, para los amig@s Tribi, vamos como decimos en Venezuela, para los panas. En realidad Tribi llegó a nuestras vidas, estando en Venezuela, ¡sí otro venezolano más! … resultó ser un regalo para mi madre de su hermano.

Para las navidades del 2008, mi madre decidió venir de vacaciones a Barcelona, y por supuesto con ella viajaba Tribi; le resultó traumático a mi madre dicho viaje, ella sola y con perro incluido, por lo que a su retorno a Venezuela, le pareció mejor “dejarlo”; aquí entre “nos” mi madre hizo tantas compras durante su estadía, que en el aeropuerto le mandaron a bajar peso de las maletas, y ahí estábamos en plena área de check-in de Iberia en el Prat con las maletas abiertas y decidiendo que se iba y que se quedaba, no hace falta que os diga en que lista quedo el perro, ¿no?

En un principio pensé que le pegaría el cambio del clima, pero la verdad es que además de ser una monada es super adaptable, eso sí, llevarlo al baño, ups digo el parque a pasear me hace sentir como muchas de las mamás que allí están sentadas en un banco conversando con otras madres, mientras los críos se lanzan por el tobogán, se arrastran por la tierra, juegan fútbol o simplemente se tiran por los pelos. En su defecto estoy yo paseando a mi cuatro patas, muchas veces “atado” a su correa, pendiente de que no busque follón a otros perros, (creo que necesito a las otras “madres” que bajan a sus cuatro patas también, a ver si hacemos el “club de las mamás perrunas”). Cuando decido que el Tribi vaya sin correa, es porque me he estudiado previa y exhaustivamente la zona, donde se supone que no habrán otros perros más grandes que el a los que le busque follón, cosa realmente difícil pues cualquiera es más grande que el, suelo decirle además de cuatro patas, enano gruñón.

Mientras tenemos clima fresco, ir de paseo al campo con Tribi es fenomenal, hago un poco de ejercicio físico, mientras el se adueña de medio campo, (como dicen que los perros van marcando su territorio), así no tenga pis que hacer, el igual levanta su pata y al menos un spray deja y continua su camino muy convencido de que ese árbol es suyo, que iluso. Pero cuando comienza el verano, poco le gusta salir a caminar, eso de llevar mucho sol no es lo suyo, sombra que encuentra, sombra en la que se echa y ahí se queda, el no sabe cuando volverá a encontrar otra sombra.

Como a todo perro le encanta pasear en coche, aunque para el mío sacar su cara por la ventana le resultaría un tanto peligroso, siendo tan pequeño, igual a el le gusta ir en coche tratando de mirar por las ventanas de atrás al menos para saber por donde demonios va. La verdad es que puede ser entre gracioso y vergonzoso la pasión que siente por subirse al coche para ir de paseo, la última vez no sabía si reír o pedir disculpas, cuando de camino al parque a su paso divisó un coche aparcado con puertas abiertas, mientras su dueño estaba arreglando algunas cosas en el maletero, el iba muy decidido a subirse para irse de paseo, igual pensó que el coche lo estaba esperando.

En resumen, es mi enano gruñón preferido, y aunque a veces ni caso me hace cuando anda suelto por el parque y le llamo para volver a casa, otras tantas sí que es obediente. Por cierto necesita una novia, y creo que anda algo urgido, digo porque perrita que ve, perrita que quiere montarle cachorrillos :s .. ya hasta estoy pensando en decirle el violador de Mollet.

2 comentarios:

Felix Casanova dijo...

Azmy...

¡Me encanta tú perro y como hablas de él¡ Son geniales, yo soy un amante empedernido de ellos y he tenido varios. Nunca me fallaron, jamás, fueron mis mejores amigos, siempre a mi lado. Me ha encantado el post, amiga.

Un besote, guau¡

Azmy dijo...

Gracias Felix!
Sinceramente lo adoro, lo hemos tenido desde cachorrillo y me hacía una falta terrible cuando me vine y se quedo con mi madre, ahora digo que está conmigo acá de vacaciones ;) hasta que vaya a Venezuela o vuelva mi madre de temporada :D
Siempre me han encantado los perros, desde pequeña he tenido en casa, y he pasado por varias razas :P Doberman, Terrier, Chihuahua, Cocker Spanniel y ahora la "cosa" ésta .. jejeje
Otro beso para ti y que disfrutes de lo que queda de semana ;)

Buscar en este blog